Siguenos en:
Miércoles
 28 de Julio de 2021
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Economía
Hay irregularidad en publicación de cifras oficiales de desempleo
Bolivia falla en crear empleos de calidad
Bajón. Analistas dicen que el desempleo está en niveles bajos, pero observan la precariedad del trabajo. Piden medición más seria del INE.
Domingo,  18 de Agosto, 2013
Bolivia-falla-en-crear-empleos-de-calidad

En datos que van y vienen, debido al escaso trabajo de medición y encuesta por parte del Instituto Nacional de Estadística (INE), el desempleo persiste entre un 5%, según el gobierno de Evo Morales y 8%, como lo reflejan los datos estimados al 2013 del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) tomando un estudio del 2011. Esos promedios no han variado sustancialmente en los últimos ocho años, muy a pesar de los buenos ingresos que tiene el país donde llamativamente se ve que el Estado genera apenas un 9,6% de empleo, un promedio bajo.   

Para los analistas, esta situación no es tan crítica como en décadas pasadas dado que la economía del país goza de una cierta estabilidad y “bonanza”. Lo que si es preocupante y que amerita un “debate de fondo” es la calidad del empleo. "El problema de Bolivia, tradicionalmente no es el desempleo, simplemente por nuestro bajo crecimiento económico y la base de economía familiar. Además, es un lujo que la gente no puede darse. Entonces la mayor parte de la gente vive si no es empleada es autoempleada. Tiene que ver con la calidad del empleo", señala Roberto La Serna, economista de la Fundación Milenio.

Una realidad del empleo. Según datos recientes al que refiere Cedla, la economía del sector informal sigue concentrando el mayor caudal de empleo  del país con un índice promedio del 65%, lo cual hace notar que el empleo formal sustancialmente no ha mejorado en ritmo del crecimiento económico experimentado a junio de este año superior a un 5%.

En ese contexto el Estado al generar solo 6,9% de empleo, tiene al sector privado con el 22%, distante de un empleo de calidad, o dicho de la manera como menciona el propio Gobierno actual: un “empleo digno”.

El Cedla, en su última estimación, datos y análisis enfatiza que la disminución de la tasa de desempleo se debió al incremento de los flujos migratorios al exterior  y el desaliento de las personas que buscan trabajo y pasaron a refugiarse en la inactividad económica (trabajo doméstico y estudios). No se debió al impacto de las políticas públicas en la generación de nuevos y mejores empleos.

Bruno Rojas del Cedla aclara que los últimos estudios de esta institución datan del 2011; pero admite que las datos difundidos en los últimos días refieren a otras investigaciones que sostienen invariable una tendencia de los últimos años. “El desempleo que identificamos en el eje central del país: entre La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y El Alto, son del 2011. Período hasta donde identificamos la tasa de desempleo, podemos afirmar que fue de 7,9%. Eso no ha variado. El INE ha ido discontinuando con el manejo de los datos hasta el 2009. Entonces, como referencia concreta no hay una fuente", señaló.

Por su parte, Iver Peña, dirigente de la Central Obrera Departamental, manifiesta que si bien en los últimos años los salarios han tenido un incremento notorio, pero un grueso social de los trabajadores “no asalariados o independientes” la situación sigue siendo crítica. "Todavía hay muchos trabajadores que son mal pagados sin tener correctamente los beneficios laborales. En eso hay una gran deuda social".

Empleo de baja productividad.
Para el economista Armando Méndez, en Bolivia hace rato los estudios y datos sobre desempleo no existen, ni siquiera en las encuestas serias internacionales como The Economist, donde el país no figura en ninguna de sus estadísticas.

Sin embargo, a diferencia de lo que menciona el Cedla, Méndez refiere que el desempleo se encuentra por debajo del 4%, al cual caracteriza como “natural”, pero con un empleo de baja productividad que hace que sea de mala calidad. Además, menciona que el 70% de la población está empleada en una actividad informal.

"Por tanto, el problema no es el empleo. La mayoría de la población vive de una actividad económica informal", apuntó.

En su Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2013 la Cepal señala que si bien hubo transformaciones económicas profundas en América Latina y el Caribe en este período, persisten elevados grados de desigualdad y pobreza en varios países.

Sobre la informalidad.  Rojas, el especialista en el tema del Cedla, reafirmó que el 70 por ciento del total de los empleos generados son precarios; es decir, no cuentan con beneficios sociales ni aportes a las AFPs. La precariedad incluso llega al ámbito formal, explicó.

“La generación de empleos de baja o ninguna calidad denominamos empleo precario. Los datos para el 2011 nos muestran que alrededor del 70 por ciento de la gente ocupada contaba con empleos inestables, remuneraciones bajas, empleos desprotegidos”.

Las cifras revelan que el 50 por ciento de la población desempleada en Bolivia, entre mujeres y varones, son jóvenes. Esta situación ocurre a consecuencia de la falta de oportunidades laborales en el país, pese al importante crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB). Asimismo, queda claro que la pobreza extrema está en el 22% a junio de 2013, lo que supone que más de 2 millones de bolivianos están en esta situación.

Mayoría
El sector informal concentra más empleo

Tipos. Dentro este sector los tipos de empleo son variables según los rubros como los empleos eventuales en la Banca, los empleos bajo subcontratación de servicios y los empleos diarios por horas de trabajo.

Estructura. El Estado genera alrededor del 10% de empleo en la faja central del país. Y el sector informal urbano, con empresas de tipo familiar, semi empresaria y el 2% se encuentra en el sector doméstico.

Subempleo
. Se mide de dos maneras según el Cedla. Uno visible que se mide por horas de trabajo con menos de 35 horas a la semana. Y el invisible que se mide por ingresos.

Paso para mejorar el empleo

Público.  En un Estado con una gran carga de informalidad el ser empleado público es una gran conquista del empleo dado que  un tercio del total de la ocupación formal está en el sector público. El Estado debe generar...

Privados.  El empresariado privado solo generará mayor empleo siempre y cuando el Estado genere condiciones saludables para las inversiones. Según Méndez, amerita que el Gobierno actual cree una imagen de respeto de la inversión privada y extranjera.

Empresas.  No todas las empresas grandes y las  estratégicas del Estado son generadoras de empleo a mayor escala, dada la tecnología y la logística que utilizan. El sector hidrocarburífero y la minería moderna demanda poca mano de obra.

Inversiones.  Rojas menciona que el Estado bolivianos al crear empresas medianas genera empleo pero bajo condiciones de informalidad apoyada en la Ley del Funcionario Público, donde no se reconoce los beneficios laborales establecidos.

Punto de vista

Pedro Vacaflor
Analista Económic

"Algunas estadísticas son difíciles de cuantificar'

"Las cifras de empleo presentadas por el Ministerio de Economía dicen que en Bolivia, en 2012, la tasa de desempleo fue de 3,2%. Lo que no se ha dicho es de dónde salieron estas cifras. Las cifras aparecieron en el portal de ese Ministerio el mismo día en el que el presidente Evo Morales había dicho que la tasa de desempleo urbano a julio fue de 5,8%.

Lo trabajadores fabriles dicen que la cifra de desempleo en su sector es de 8% y sigue cayendo desde 2008 luego que Bolivia fue excluida del ATPDA (Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de la Droga) de EEUU.

Una encuesta realizada en julio por la empresa Captura Consulting, reproducida parcialmente en la prensa cruceña, pone la cifra de desempleo en 40,8%.

Según el INE, las cifras más recientes son de 2010 y la tasa de desempleo urbano entonces era de 5,99%. El escándalo del censo 2012 ha puesto en duda las cifras oficiales y su credibilidad. Nunca sabremos si los cientos de miles de ciudadanos que desaparecieron en las nuevas cifras del Censo estaban desempleados o si eran pobres.

Algunas estadísticas como las del empleo formal o informal son difíciles de cuantificar incluso bajo las mejores condiciones. Algunas instituciones ponen la cifra del empleo informal en Bolivia en 80%, otras alrededor del 60%. La informalidad hace que esto sea inherentemente difícil de cuantificar. Por otro lado está la ilegalidad brinda trabajo a miles de contrabandistas y narcotraficantes para mencionar solo a dos de los mayores rubros de trabajadores ilegales del país. Si el Ministerio de Economía hubiera logrado cuantificar estas fuentes de empleo sería revolucionario para las estadísticas a nivel mundial.

Punto de vista

Bruno Rojas
Investigador del cedla

"El crecimiento se sostuvo en una mayor precarización'

"El repunte en el crecimiento económico del país, particularmente desde el año 2006 hasta el presente, no se tradujo en la generación de empleos suficientes para la población boliviana, menos en la creación de nuevos empleos de calidad y en la mejora de las fuentes laborales existentes. El PIB tuvo un crecimiento promedio anual de 5 por ciento con tasas de desempleo urbano abierto que en promedio se mantuvo en los dos dígitos (10 por ciento), según las investigaciones del Cedla. Lo más grave, el crecimiento de la economía nacional, concentrado esencialmente en los sectores de hidrocarburos y minería, se sostuvo en una mayor precarización de las condiciones de trabajo expresadas en una sobreexplotación de la fuerza laboral debido a empleos inestables, con bajos salarios, sin acceso a la seguridad social, largas jornadas de trabajo y sin derechos laborales. La vigencia de las prácticas de flexibilización laboral implementadas desde 1985 continuó marcando el escenario del crecimiento económico, no obstante, la aprobación de varias normas laborales que quedaron en el papel.

El desempleo abierto urbano es uno de los indicadores de la precariedad laboral existente sujeto a los cambios y dinámicas de la economía boliviana articulada al mercado mundial y al patrón de acumulación de capital global imperante. Según investigaciones del Cedla para el eje central urbano y El Alto, las tasas de desempleo abierto revelaron en los últimos tres años una tendencia hacia la disminución de este indicador. El año 2011, la tasa de desocupación fue de 7.9 por ciento, inferior a los registrados en el 2010 (8.9%), en 2009 (10%) y en el 2008 (11%). Esta disminución se debió fundamentalmente al incremento de los flujos migratorios al exterior (Argentina, Brasil y Chile) y al desaliento de las personas que buscaban trabajo y pasaron a refugiarse en la inactividad económica (trabajo doméstico y estudios), y de manera poco significativa como efecto de las políticas públicas.

Destacar también que el desempleo mantuvo tasas altas en los casos de las mujeres (9.5 por ciento), a jóvenes de 15 a 24 años (12.5 por ciento), población con mayor nivel educativo (10.5 por ciento) y a las personas con menores ingresos económicos (12.7 por ciento). En suma, los jóvenes, mujeres, los más pobres y las personas con mayor nivel educativo continúan siendo los grupos sociales más golpeados por la desocupación".

Acerca del autor:
Ismael--Luna-Acevedo
Ismael Luna Acevedo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día